Desarrollo de software personalizado
a la medida de tu empresa

Awesome Image
Awesome Image
Awesome Image
Awesome Image

Diseño de software a medida, en la nube y 100% escalable

Diseño y desarrollo de software personalizado creado para cada negocio, que ayude aumentar eficiencia y mejore procesos diarios. Te acompañamos en el proceso para que tu inversión sea todo un éxito.

Icon

Servicio excelente

Nuestro equipo de profesionales a la altura.

Icon

Garantía

Garantizamos nuestros servicios profesionales.

Awesome Image
Awesome Image
Casto Aparicio, Gerente de ventas

Proceso del desarrollo
de software personalizado

Paso 01

Pide información

El primer paso es tomar contacto y hablar.

Paso 02

Crear presupuesto

Según necesites, te haremos una propuesta ajustada.

Paso 03

¿Empezamos?

Si todo está OK, es momento de comenzar.

Paso 04

Lanzamiento

Lanzamos el proyecto. Comienza una nueva etapa.

¿Interesado? No esperes. Consulta a nuestro equipo ahora: 969 239 890

Preguntas que nos hacen

Cualquier empresa necesita control en sus procesos, tareas y equipos. Debe ser capaz de conocer cómo mejorar y dónde mejorar. 

Cualquier negocio puede disponer de datos e información y debe automatizar ciertas tareas para que le requieran el mínimo tiempo posible. Ahí es donde entran en juego los desarrollos de software personalizado. Aportan a cada empresa soluciones totalmente personalizadas, justo como las necesita.

La respuesta podría ser tan sencilla como clara: para aumentar competitividad, organización y control. Sin embargo, seguramente existen muchos más motivos para apostar por el desarrollo de un software personalizado.

 

Para muchos, lo más provechoso es el control y autonomía que estos programas ofrecen a los usuarios. Tal y como se comentará más adelante, mediante estas herramientas digitales puedes controlar la mayoría de movimientos de tu negocio y reducir considerablemente el riesgo en la toma de decisiones. Por ejemplo, para conocer la trazabilidad de los productos, mantener el contacto con los proveedores o controlar cada paso en una cadena de producción.

 

Por otro lado, estas aplicaciones informáticas aportan versatilidad y una cierta libertad de movilización, en el caso de que elijas la modalidad de gestión que utiliza la nube. Esto es debido al hecho de que te permite ejecutar y tomar decisiones de manera remota y a través de un ordenador, móvil o tableta.

 

Otro motivo muy importante para decidir usarlo es que no solo es efectivo para grandes empresas, sino que también sirve a micro o pymes para hacer crecer tu negocio usando los recursos mínimos y de la manera más rentable.

A la hora de contratar un desarrollo de software personalizado el proceso es como cualquier compra online personalizada:

  1. – Buscas una empresa que te inspire confianza
  2. – Les contactas y les cuentes qué quieres tener
  3. – La empresa te hará una propuesta
  4. – Darás el visto bueno, cuando la propuesta sea como la necesitas
  5. – La empresa de desarrollo de software personalizado se pone a diseñar
  6. – Pasado el tiempo acordado, tu software personalizado está listo para usar
  7. – Existe un tiempo de observación, consiste en trabajar con el y la empresa desarrolladora observará que no haya fallos, si los hay los subsanará inmediatamente

Así suele ser el proceso de contratación de software personalizado. Hecho a la medida de tu negocio.

Seas una pequeña o gran empresa, un software siempre ayuda en el día a día.

 

Nos encontramos muchas empresas pequeñas que siguen haciendo presupuestos y facturas en Excel. Sin ningún control de datos, informes y con datos poco útiles. Por no hablar del tiempo que requiere buscar, ordenar, etc. esos datos.

 

Un sencillo software te permite pasar un presupuesto a factura en sólo un click. Sin más tiempo. Además, te permitiría generar facturas recurrentes, en piloto automático.

 

Pero no sólo eso, te permite crear y enviar un presupuesto o factura desde cualquier lugar, con tu móvil y en minutos.

 

Por no hablar de la seguridad, que los software en la nube están respaldados y guardados en copias de seguridad, por si algo falla.

Este es, probablemente, otro de los debates más populares a la hora de elegir el mejor software para empresas y, en concreto, para pymes. Es muy frecuente pensar que la versión local es la más adecuada para aquellas empresas que trabajan básicamente en una oficina y que, por lo tanto, no tienen necesidad de movilización.

 

Por otra parte, la nube es más utilizada entre las empresas cuya actividad requiere desplazamientos o una dinámica diferente y no siempre afincada en un mismo sitio. Sin embargo, existen muchos más aspectos que has de considerar.

 

Uno de los mitos que suele alejar a las firmas de este modelo es el hecho de que trabajar en la nube supone un coste mucho más elevado (por lo menos, como inversión inicial). No obstante, si se calcula bien su implantación, podemos observar que en esta modalidad no se requiere una gran potencia de los servidores y que no existe una dependencia a nivel temporal para trabajar.

 

El único requerimiento es tener conexión a Internet. Otro aspecto a conocer es que la nube, en la gran mayoría de los casos, va asociada al pay for usees decir, al pago por uso. Gracias a esta forma de desembolso, puedes optimizar de manera notable los recursos, pues solo se paga por aquellos que utilizas.

 

A corto plazo, el software en la nube es mucho más rentable y, a medio plazo, su implementación en las instalaciones y con el propio hardware de la empresa permite amortizar los gastos. No obstante, con el tiempo y con la necesidad de renovación de los equipos, es posible que vuelva a incrementarse su coste, aunque sin dejar de formar parte del ciclo en el que, en meses, se habrá amortizado.

 

A su vez, con la nube es mucho más sencillo experimentar un crecimiento. Por ejemplo, si nuestro negocio ha tenido un crecimiento exponencialmente rápido, necesitaremos de manera urgente incorporar más funcionalidades, usuarios y espacio.

 

Gracias al hecho de ser online, solamente tendremos que entrar en el panel de gestión del software y comprar o contratar más funcionalidades que inmediatamente se añadirán al programa. Del otro modo, en la versión local, se precisaría una instalación manual en el equipo que retrasaría notablemente el funcionamiento y la actividad de la empresa. Lo mismo sucedería en el caso de las actualizaciones y del mantenimiento del programa.

 

Otra interesante ventaja de tener el programa en modalidad de nube es que ofrece mejores condiciones de trabajo enfocadas a los empleados. De hecho, existe más flexibilidad y facilidad para conciliar la vida laboral y la familiar, lo que permite atraer más talento hacia la empresa.

 

En cambio, según distintos estudios psicológicos sobre el ambiente y el clima organizacional, el software local puede, en muchos casos, llegar a bloquear el desarrollo de las capacidades de los trabajadores y, en consecuencia, limitar de forma notable la capacidad de maniobra de la compañía empresarial.

 

Por todo lo apuntado anteriormente, la decisión de implementar un programa de gestión para pymes no debe ser visto como un gasto o un coste extra para la empresa, sino como una inversión. Una apuesta que permitirá facilitar los trámites administrativos del negocio y agilizar de manera muy notable la mayoría de los procesos internos, ya que el margen de error al basarse en un programa informático es mínimo y fácilmente identificable.

 

En conclusión, queda claramente demostrado que un adecuado software de gestión para pymes supondrá para tu empresa un gran número de beneficios económicos y prácticos, además de reducir de forma considerable el tiempo de ejecución y la aparición de problemas.

Hablando del caso de las pymes, lo primero que debemos tener en cuenta es diferenciar si buscamos incorporar el programa para impulsar y desarrollar la empresa desde cero o si, en cambio, la introducción del software responde a un objetivo de mejorar la eficiencia y productividad del negocio.

 

Además, hay que sumarle el tiempo de instalación, traspaso de datos, puesta en marcha, comprobación y el periodo de formación y entrenamiento de los empleados que lo van a usar. Aproximadamente, se calcula que un año es el tiempo óptimo para que una compañía pueda empezar a notar cambios y pueda recoger los primeros frutos.

 

Otras, en cambio, tardan más en lograr los primeros beneficios. Esto puede ser debido a las características de la empresa o bien al tipo de software elegido. Este, al ser muy sofisticado, puede tardar más tiempo en lograr resultados.

 

Sea como sea, la decisión de incorporar un software de gestión convertirá, a corto y largo plazo, a las empresas en agentes mucho más eficientes y competitivos respecto a sus principales competidores en el mercado.

 

Un punto sobre el que existe un consenso profesional y que influye en la decisión del software es conocer y determinar las áreas funcionales de la empresa que se quieren cubrir y reforzar mediante el programa.

 

Es decir, el software será distinto en función de si debe encargarse de temas administrativos, como serían, por ejemplo, la facturación y la contabilidad o si, en cambio, también se le exigen funciones de CRM, gestión de clientes o compras. Sin embargo, y por el hecho de que el programa es modular, siempre estarás a tiempo de ir añadiendo e incorporando más módulos de acción a medida que tu empresa los necesite.

 

Al lado de esta decisión, es importante que consideres también la elección entre un software estándarparametrizado o, por el contrario, hecho a medida. Rápidamente, y a grosso modo, una modalidad estándar nos ofrece mayor rapidez de instalación, facilidad de utilización y, por lo tanto, ahorro de costes.

 

Sin embargo, puede que no se ajuste 100 % a los requerimientos de la empresa y que algunos aspectos o áreas funcionales no queden totalmente cubiertas. Precisamente por este motivo, existe el modelo parametrizado, el cual permite adaptar ciertas funciones a las necesidades de cada negocio sin dejar de lado el esqueleto básico y sencillo del modelo estándar.

 

Por último, existe la posibilidad de desarrollar un programa a medida y, por lo tanto, crearlo desde cero en función de las necesidades y requerimientos de cada negocio. Si bien es altamente efectivo, también has de considerar su elevado coste, el tiempo de desarrollo e implantación y la total dependencia del negocio con la empresa creadora del software.

 

Relacionado con el punto anterior, otro aspecto importante que has de considerar a un nivel más técnico es el de escoger el software en función de la curva de aprendizaje de este. Es decir, si, por ejemplo, has elegido un programa hecho a medida, habrá que considerar el tiempo que se dedica a enseñar al empleado en cuestión cómo funciona el programa hasta que este demuestre haber adquirido las capacidades básicas de dominio del mismo.

 

En cambio, es más posible que, si escogemos un software estándar o parametrizado, el usuario ya conozca o haya utilizado alguna vez el mismo modelo de programa en otra compañía (o muy parecido) y, por lo tanto, el tiempo de aprendizaje sea menor.

 

En la mayoría de las empresas, hay varios cambios de personal y el coste, tanto temporal como económico, que se destina a dicha formación es un factor fundamental que no debes obviar a la hora de tomar dicha decisión.

También es muy importante detallar las necesidades técnicas para la implantación del paquete de software. Dicho de otro modo, es imprescindible que te preguntes qué equipos y hardware tienes a tu disposición, cuál necesita tu negocio y, finalmente, cuál es la estructura de comunicaciones necesaria si hay distintas sedes.

 

Asimismo, también sería bueno tener en cuenta posibles escenarios futuros. Por ejemplo, si la empresa crece, qué se precisa que haga el programa: que aumente su complejidad (no solo en términos de funcionalidad, sino también de tamaño para recibir y albergar muchos más datos) o si, en cambio, dada esta situación, se optará por cambiar totalmente el software y apostar por otro más potente.

 

Por último, recuerda que, al elegir el programa, no debes perder nunca la perspectiva de que, en definitiva, este deberá ser utilizado por los empleados del negocio. Así, hay que tener en cuenta varios aspectos relacionados con la usabilidad y productividad.

 

El software debe ser ágilfácil de manejar e intuitivo, pero, a la vez, responder de forma eficiente para conseguir los objetivos de productividad tanto de los empleados como de la empresa en general.

 

Como has podido comprobar, no es una decisión nada sencilla, por eso es importante a la vez que muy beneficioso tomar la decisión con los distintos encargados de las áreas o departamentos que van a utilizar dicho software.

 

Si hay diferentes personas evaluando el programa en conjunto, es mucho más probable que no se olviden las necesidades o los aspectos más importantes a considerar para la implantación de este. De hecho, la mayoría de compañías desarrolladoras de software ofrecen la posibilidad de probar el sistema de gestión empresarial durante un periodo de tiempo antes de su compra e instalación.

Aprende en nuestro blog

Blog
Casto Aparicio
On abril 4, 2022
Ventajas de usar un software para facturación
Blog
Casto Aparicio
On abril 4, 2022
Multiplica tus ventas con la venta cruzada
Blog
Casto Aparicio
On abril 4, 2022
¿Qué es el diseño web y cómo hacerlo bien?
Awesome Image
Awesome Image

¿Necesitas un software personalizado y tienes dudas?

    Software a medida para…

    👉 Suscríbete y recibe los contenidos del blog